Reseña: The Last Guardian

729525.jpgNo pongo nunca notas numéricas precisamente por casos como éste. Si ya de por si es complicado gestionar las expectativas de un juego con diez años de accidentado desarrollo a sus espaldas, más lo es todavía si se trata de un juego ideado por Fumito Ueda, uno de los autores que más buscan en su obra una reacción emocional del jugador, y de los primeros a los que se acude cuando se busca en los videojuegos un ejemplo de expresión artística. No me da la gana reducir una obra de arte a un número, así que os vais a tener que leer el artículo completo sí o sí.

Y oye, que si queréis numeritos ya tenéis a Meristation. Ahí ponen decimales y todo. Bienvenidos a la primera reseña de este blog. Sigue leyendo